BARRO SIN VASIJA

Envejece antes de tiempo, virgen de conocimiento, en su cuerpo nadie habitó más que las manos del creador. Seca su barro en promesas que nunca llegarán, porque aquel sueño ya fue vivido. Llora para atraer de nuevo lo que ha ido perdiendo en el tiempo, corta las rejas que la atrapan metiendo a cualquiera en su jaula, usarlo y un día olvidarlo. Barro fue y frágil cacerola será y con cualquier golpe de calor, un día se romperá.

Deja un comentario