EL RESCATE

Hace tiempo que ya no recuerda eterno pensamiento, hacían las sílabas volar entre los bastidores de cualquier concurrido bar.

Esta es la vida, un día te cuida y saluda, al otro día de tu cara se olvida.

Será que padece de olvido y que empieza justo ahora a recordar cada daga clavada en la expectativa de ilusión.

Vuelve torso para sentir el calor de una madrugada repleta de frío.

Mira el gesto perdido entre el albedrío de las prisas sin sentido, cierra los ojos y rescata aquel sueño.

Deja un comentario