MERECIDO

Se desliza el silencio

entre las butacas

expectantes de armonía

sobre los primeros

albedrios,

ante ausencia

del sol

en eterna oscuridad.

Y las voces entran

interrumpiendo

añorada soledad.

La paz se interrumpe,

demasiadas palabras

ondean entre las sílabas.

Abandonadas en su necesidad

de algo sencillo

y metódico

que narrar.

El duro trabajo

espera vigente

resultado.

Sudores de furia,

ante fracasada idea,

rezumbando memoria

entre escenas y vida.

El lento caminar

busca el lugar

dónde un día

poder encontrar.

Planos de vida,

se abren

ante el lento mirar.

Bocas que hablan,

por no saber callar,

molestando la tranquilidad

de quién se pierde

en su pensar.

Perspectivas abocadas

a una tarde demorada,

siempre las mismas palabras

se escuchan entre las gradas.

Y al final,

la meta llegó

y una sonrisa

de mi boca

se escapó.

Todo lo mereció.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s