NADA MEJOR

La luna en mi ventana,

una copa de vino a mi vera,

la música acariciando

cada poro de mi piel.

No hay nada mejor.

¿Acaso no crees

que hasta el huracán

encuentra su paz

tras la tormenta?.

No hay nada.

Alcanzar la serenidad

de la madurez

con la conciencia

bien tranquila.

No hay.

Resbalando lo inoportuno

sobre las curvas

de ésta cadera

que se desliza.

No.

De verdad,

no hay nada mejor.

Así que no insista

la malsonancia

de criticar espaldas.

No.

No puede alcanzar

ni el tobillo

de lo mínimo

aquí grabado.

No hay.

Que ese veneno

es elixir

para unos labios

acostumbrados al frío.

No hay nada.

Y la calidez me abraza

cada amanecer

en aquella playa

durmiendo bajo su cielo.

Definitivamente.

No

hay

nada

mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s