INTUICIÓN

La antojaba del alma

se cierra en la mañana,

desbrozando sentimientos

podando recuerdos.

La noche asomó su ira,

y ella amante de la luna,

camino deprisa

bajo la lluvia.

Recogió las gotas

que su cabeza rasgaban,

y separó

cabello a cabello

secando pensamiento.

Se empeña en negar

evidencia,

las piedras

por el acantilado caen.

Todo desaparece,

hechos permanecen,

negativo resultado

y el yang … rompiendo estela.

Demasiadas señales

avisaban,

demasiadas palabras

escuchaban.

Demasiado desconocimiento,

para tan poco tiempo,

que se aparta

en la memoria.

Y no puede seguir

en el camino

con losa

que pesa.

Soledad espera.

Deja un comentario