EL CIERRE

Una tras otra

iba cayendo

costra,

vendaje

ya vencido

crecido

en el tiempo.

Cierra la puerta

al desconcierto

con paciencia,

cosa de ciencia,

Y la mejilla

olvidó

guardar

la comisura

de la sonrisa.

Y la sonrisa

olvidó

recordar

la lluvia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s