EL CIERRE

Una tras otra

iba cayendo

costra,

vendaje

ya vencido

crecido

en el tiempo.

Cierra la puerta

al desconcierto

con paciencia,

cosa de ciencia,

Y la mejilla

olvidó

guardar

la comisura

de la sonrisa.

Y la sonrisa

olvidó

recordar

la lluvia.

Deja un comentario