DEMASIADO PRONTO PARA MORIR

Miro al pasado,

ya no tiembla

el caminar

en cada paso.

El café chapotea

con albedrío,

historia aromatizada

en la espera.

La coherencia

con su espada

golpea,

ve nobleza

despedida en ere

de tristeza.

Honda pezuña

en la grasa

de la conciencia,

ondea a media

barrera del silencio.

Se avergüenza

la Primavera

de sentir el sol

en el Invierno.

De haber huido

del gélido Otoño

mientras las hojas

adornaban su sueño.

Agazapando letras

entre miles de metáforas

abandonadas al sentido.

Mecidas

entre simples estrofas

que mandan métrica

al sentir

de la muerte.

Debieron de pensarlo

mejor,

antes de abrir

la caja de Pandora.

Y dejar

al bien y al mal,

recorrer

cada tono de voz.

Ahora,

es demasiado tarde

para correr,

demasiado pronto

para morir.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s