CAFETERIA DEL PASADO

Rozando pasado

veloz y rauda

como la resaca

que te arrastra.

El rayo de luz,

al pasar la estela

posó su nombre

en aquella acera.

Freno el instante,

abrazando pensamiento,

si no fuera quien soy,

no estaría.

Atada a una caja

cada día moriría,

en ausencia de palabra,

escaneando silencio.

Me hubiera podrido

cansada de pinchos,

mismas historias

y a la misma hora.

Prefiero mil veces,

fregar memoria,

barrer recuerdo,

libre

el resto del tiempo.

Ser aquel pájaro

con alma en paz,

volando con el viento

en caliza mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s