VISIÓN

Miré por retrovisor,

vi en cristal ahumado

restos de su espalda

encorvada y abatida.

Nada podía hacer,

más que alejarse

del futuro incierto

sin apenas esperar

soplo del aire del viento.

Raudas luces caminan

al final de la línea,

temblorosa la sigo.

Según se aleja,

prisas buscan,

malas noticias

para tanta oscuridad.

No llegó,

piernas frenaron

su paso.

Quizás, torpe despedida

en algún pasillo

de frías paredes.

Ya no corre,

a buscar la negra

nadie se atreve.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s