MIRADAS

Miro la torpeza

de huida inocencia

cuando trama

alguna malicia.

Observo la picardia

vetada de quebradero

de pensamiento,

repudiando voz.

Recuerdo la furia

de la negación

creyendo

que no existe razón.

Todos ocultaban dolor,

detrás de cada cristal roto

sobre la sombra

de lo que un día fueron.

Lo esencial se escondía

cuando nadie miraba,

en las nocturnas sábanas

sus lágrimas abandonaban.

Sólo la oscuridad contemplaba

deseando regresar,

pero el camino borrado

olvidó sus huellas.

Atados al impostor,

corren las tardes,

temiendo mirarse

y jamás encontrarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s