Sentir el pasado

¿Cómo puedes sentir

frío y calor

a partes iguales,

y no sentirte culpable?.

Mira la belleza

que camina sencilla,

sin apariencia

ni filtros en huella.

Se dispone tranquila

en el silencio,

mientras albedrío

intenta despertar sueño.

Lo cierto es que sumergió

cuerpo en aquel pasado,

se ajustaba perfectamente

como guante de recuerdo.

El presente

ha cambiado

la llama

de su vientre.

Aveces las cosas cambian,

se mejoran,

aunque creas

que todo lo que te rodea

ya es cera.

Moldeable

en su templanza,

frágil en la frialdad

del abandono.

Y el presente comprende

que el tiempo se desmerece

cuando se agota

en la presura de la prisa.

Entonces decide

que las horas regresen

y abran sus puertas,

a los cinco sentidos.

¿Los sientes?, sin duda

sobreviven

como eternas

ramas en ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s