Sensual sueño al cuadrado

Se acercó con su cuerpo

frente al mundo,

rozando con seguridad

su vientre ante mí .

No pude nada hacer,

desperté la mañana

con el sabor

de la montaña,

y su profunda mirada

escondida tras la mente,

que trepaba por el deseo

surcando el momento.

Fue un sueño,

sentir el mar

penetrar el alma

sobre mi cuerpo.

Me volví a dormir

sabiendo que la lluvia encendida

siempre acaba espirando,

por lo menos, en el sueño.

……

Le pidió un beso y le ofreció su cuerpo entre atónitas miradas escondidas en el anhelo.

Saboreó su pecho mientras masturbaba sus ganas en el deseo.

Había en la lejanía estudiado cada vaivén de sus caderas, observando en la mirada pérdida el momento.

Fue, en aquella fantasía , donde sin permiso humedeció la paciente expectativa y ahora quería su premio, aunque fuera en un sueño.

La carne gritaba carne, en el silencio azul, escondido bajo párpados acariciaba buscando el sabor de su figura .

Y sucumbió, enmudeciendo pasión en miles de ojeadas abatidas, había penetrado quimera y buscaba en el desvelo las cenizas enmudecidas por ambición.

El despertar fue duro, ya había volado utopía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s