Historia muerta

El espejo sigue reflejando la niña, con melodías y carreteras pero con sonrisa intacta.

En su luz, cuando dirige mirada, los colores se pierden en el gris del cielo, el vuelo es tan rápido que parte se pierde en el tiempo necesario para tocar cuerpo.

Los restos intentan escapar de bocas que atrapan y sin escrúpulos muestran la estupidez de las edades cuando creen todo tener.

Escasea la palabra cuando rezuma mentira y se vierte como leche hervida sobre desventura. Quema todo su amor en aventuras contadas a cualquier infeliz educado en la fe de creerse Dios.

Ni su pene, ni su mente están preparadas para ningún reflejo, probablemente si se vieran, como los ve, patéticos seres en banco contando chismes sin mirarse en el espejo … seguro que se sonrojarian.

Míralos llegan a su casa, un beso en la cara con su boca sucia de otra, contando lo que no pudieron acabar porque su alegría ya no se levantaba como antaño hiciera.

Pobres discípulos fuleros, que viven de sueños inventados, sin saber, que sólo obtuvo uno por ciento de ella.

Mucha mujer y un hombre que no le llega al tobillo. Otra historia muerta.

Amen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s