Que nos morimos…

Que sí, nos morimos cada día un poco más, tenemos fecha de caducidad y marca en el calendario.

Que sí, que lo sabemos, cuando intentan engañarnos con miles de intenciones.

Que sí, que estamos de acuerdo, pero dejame contarte, igual que vivimos debemos expirar.

Que vivir a cualquier precio no es obligación, que existen muertes en vida, vidas muriendo y muertos viviendo.

Que ceder y vender tu alma no es manera de vivir, dejar de caminar con paso seguro es manera de fallecer, el no poder comunicar es estar muerto respirando.

Créeme, existen muertes peores atrapadas en miles de corazas, deseando ser cenizas o parte de tierra bajo tus pies.

La vida es bella, pero la muerte también… cuando significa libertad.

El derecho a morir debería ser contemplado como derecho vital.

Inspirada en un poema de Maria Lorente leído en Histeria en Oviedo, su poema es pro-vida.

Deja un comentario