De botas en plenitud…

Me subo a tu montaña rusa,

sin miedo trepo cuerpo,

no sangran narices

sigo el giro de la rueda

con las botas puestas,

echo a correr

y una manta en el bolsillo

tapa el frío.

Vigilo mis espaldas

por si tengo que huir,

en el intento

logro mi tempo,

reviento las vistas

desde tu altura.

Saqueo mis sueños

sin que noten el hurto,

esos infelices creen

que regresaré.

Lo cierto,

es que ya los he olvidado,

están obsoletos.

Tengo las botas atadas

para correr en estampida,

casi me cogieron en sus brazos,

el calor era tan intenso, tan real…

que me dio miedo quedarme.

Tengo los cordones atados

y algún sueño errado

bajo las sábanas.

Los pies fuera,

el corazón dentro

y mente abierta.

Creo, que estoy repleta

y casi completa…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s