Leerse hasta el final…

Eres el Universo de mi lenguaje,

repleto de pautas y secuencias,

conviertes días en noches,

cambiando la estación

de mi cuerpo.

Más una mirada,

necesita encontrar sentido

a cada patrón

buscando tela perfecta .

Cabeza sólo puede pensar

en la cantidad de espacio

ausente y perdido,

entre tú y yo.

El animal

que mora en mi memoria,

mide esa distancia que nos separa

y el número de veces

que sin remedio… te pienso.

Comprenderte es la diferencia

entre vivir o morir,

contigo o sin ti,

amarte… odiarte.

Más el mundo que nos rodea,

mira la orilla del Nilo,

buscando el reflejo de aquel amor

fluyendo a la deriva .

Quizás los momentos

esperan nuestros besos,

cada uno de ellos

siempre en partes enteras.

Aunque ese amor

venga fraccionado,

en raciones

de número par.

MATEMÁTICAS

2 comentarios

Deja un comentario