Cartulinas de plástico

¿Convencerte de que es bueno porfiar, transmitiendo en desigual?.

Quieren convencerte de necesidades para ser, cualquier medio es digno para lograr, que lo anormal es normal.

¿Sabes una cosa?, no pueden. Simplemente no pueden cuando tienes claro que el amanecer siempre saldrá… por el mismo lugar.

Que la comunicación es un arte sin puntuación, por mucha miradas que lances a las mesas y sillas que te miran.

Quieren convencerte de que sus almas vendidas y etiquetadas tras horas de sumisión, valen silencio, imponiendo la mordaza de acatar bajo respetuosa ordenanza.

Intentan que veas un puente sobre el río y te inyectan el veneno, para llegar antes a la orilla con permiso de números vigilantes de historias incomprendidas.

Absorbe la fama poco a poco, con pajita, empachando ego tras cada aplauso.

Miren ustedes, pueden ponerse boca arriba, boca abajo, de lado, de frente, saltar, hacer el pino, volar, incluso bailar… pero si no sienten sílabas estructuradas en tiempos y memoria, es que no han bajado a los Infiernos de la palabra, jamás podrán contar como el diablo se mece en su texto, como el tridente se mueve con el reloj.

Su alma sucumbe al poder, ese que todo transforma y corrompe por el módico precio de 15 euros en edición limitada, previo pago a secuaz de alto porcentaje para llenar bolsillo.

Todo lo que sube baja, y con ello su fama… 5… 4…3…2…1…0.

Estás muertx.

Unx poetx más con libro editado y por siempre olvidado… regresa a casa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s