Mismos amaneceres

Desde la ventana

veía el mundo brillar,

16. 106 amaneceres

observados por edades.

Otros lugares,

distintos marcos de vida,

todos con su tiempo,

aire, madera, aluminio…

Presentes acogian el frío

de aquella mirada

siempre regalada,

mientras los sueños caían.

Ahora los ve

pero ya no es la misma,

ya nada puede ser igual

porque el viento

sopla otros árboles.

Altos y elegantes,

de sueños renovados,

los mismos que

ahora ve roidos.

Las visibles cicatrices

se recogen en su ropa,

mientras lozanxs esquejes

galopan hacia las suyas.

Ligeros lxs ves

mochila no pesa,

no saben

como amaneceres queman.

Por mucho que narres,

cuentes historias,

ellxs quieren tocar

la ceniza de su alma.

El amanecer se va,

un vez más,

sin nombre

en su maleta.

Como la vida,

cuando la ves

sin remedio buscar

eterna noche.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s