SEIS HISTORIAS DE TWITTER XXVIII

Las sombras de la noche golpean sus ventanas, intentan colgarse por las rendijas de ventilación buscando entrada al corazón, penetra sin preguntar cálido aire, recordando el día que fue cuerpo, buscando recuerdos para volar lejos de aquel sueño. El retorno es vacío, sin regreso.

…………

Si todo hubiera sido mentira aquella noche no hubieran batido el récord en unirse en un sólo ser en la pobreza de un cielo sin estrellas pero con vela de ilusiones recorriendo las espaldas para hacerles sentir el sabor de la vida en cada poro de sus lunas olvidadas. Fue tan real

…………

No es elección sino decisión, pensaba su mente mientras otra decisión fluía de su garganta. No decidí vivir, alguien decidió por mi, se repetía la memoria recordando aquel momento. Ella decidía en ese instante, rozar con sus manos la espuma del mar, no era elección sino decisión.

…………

https://t.co/MFbdGS77Hs

Con o sin ti la vida continúa, no se paran minutos en insignificantes segundos. Con o sin ti, las sonrisas continuarán abrazando mi orilla. Con o sin ti, nadie sabrá, lo que nos entregamos en menos de un suspiro. Con o sin ti, seguirán la aguas mojando.

…………

El frío amanece en su madrugada con el silencio del viento buscando las rendijas en su cuerpo. Todo igual, más viejxs, más cansadxs, con el corazón arrugado y con la esperanza anunciada plegada en lo sueños errados. Deberían enseñar que los sueños también se quiebran como cuerpo.

…………

Veo mundo caer bajo la codicia del oro, carbón, petróleo, sol, agua, aire, comodidad y veo como su vida vuela sobre la inhóspita locura de creer que saben vivir, sumidos en apariencia y siempre con la flecha puesta en diana, la que llevas a la espalda. Deseando apuntar al centro.

Deja un comentario