Diamante

Ayer tuve un sueño

entre tanto silencio

una voz susurro…

¡HUYE DEL DIAMANTE NEGRO! .

Esa voz cada vez

alzaba más su grito

¡HUYE DEL DIAMANTE NEGRO! ,

salí al mundo sin entender

voces de luchas encubiertas...

¡HUYE DEL DIAMANTE NEGRO! ,

gritaba la voz sin sosiego,

el diablo blanco

con serpiente entre letras,

usará gran dragón

recién llegado

para vender vuestro cuello…

¡HUYE DEL DIAMANTE NEGRO! ,

escondelo bajo tierra

en la profundidad

de ciega ignorancia.

Bajé mi calle

con el corazón en una mano

y el miedo en la otra.

Lo vi llegar

con traje de seda,

cartera llena

y lágrimas cayeron.

Otra vez la espalda

como respuesta,

intereses ordenan…

no manda pueblo.

Deja un comentario