Hiroshima

Horror ante mí ,

muerte lanzada

alcanzaría mundo

desde infinitas alturas,

miradas desde el Universo.

Se rompió el corazón

sintiendo cuerpo invadido

por letal energía,

miles de poros ante mi caían.

El mundo se desmoraba,

ante el suelo se deshacía,

cielo arrojaba

lágrimas que ardían.

Alma rompió a sollozar

sintiendo miedo

de tierna edad,

aparente armonía

percibía dolor lejano arrullar.

Miro la intocable niebla,

percibo está fragilidad

caminando bajo viento

que arrasa soledad.

No hay libertad

ante ajena maldad,

parecen simular

vivir en eternidad.

Nada hacer

cuando la ira

se lanza con paracaídas

y con rumbo fijado.

Nada.

Tiempos interrumpen

mal recuerdo y pensamiento,

sus agujas oscilan

en sentidos opuestos.

Cadáver volando

sobre la tierra reposa,

negra es su ropa,

ella espera.

Eramos todxs

lxs que caímos en sus redes,

intentaron acabar

con ser humano odiado.

Venganza en sus manos,

aún persiste,

en la edad de los hombres

el mundo resiste.

No existe perdón.

Deja un comentario