Así sea

Ni la cima más alta del mundo

repite tu nombre,

cuando silencio grita

aquellas sílabas olvidadas.

Ni la loba más herida

aprieta las fauces

sobre carnes muertas

en instantes vivos.

Ni el tiempo cura

las heridas del alma,

una vez abiertas

sangran eternidad.

En algún momento

todo tendrá que cambiar,

subiendo en el horizonte

de un nuevo amanecer.

Suena la secta humana,

quizás la vida así sea,

y no quede más remedio

que desintoxicar corazón.

Desengancharte

de esta droga que te arrastra

sin miramientos

en cada despertar.

Quizás…

será más sencillo

subir al Everest gritar tu nombre

y dejar que el alud de tus letras

hagan el resto.

Quizás…

Así sea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s