La semilla del bien

“No hay maldad más cruel que la que nace de las semillas del bien”
-Baldassare Castiglione-

Su mirada inocente

oculta tras tibia timidez,

abría las sonrisas

embargando corazón.

Más cuando comodidad

se adentró en su alma,

encontró la maldad

tejiendo telaraña.

Vi sus agujas

entrelazarse en palabras,

observé el odio

hablando entre lanas.

Poco a poco,

fui destejiendo el camino,

obsesivo rencor

en su alma reinaba.

Me fui lentamente

sin mucho ruido,

para no despertar

a la fiera que reposaba.

No volví a ver

bondad corrompida,

no quise ser cómplice

de su rabia,

al verse atrapada sin salida.

Esa guerra

ya no era mía,

el jersey terminado

ya no me correspondía .

Deja un comentario