La batalla del mal

Mirada vacía,

recuerdos pasados brillaban,

quería alcanzar la nube,

pero volaba,

tan lejos… tan lejos

que sus manos no alcanzaban.

Restos de días de oro,

hoy de bronce,

observaban como alas

ya no volaban.

Demasiado tarde

para comprender,

los vientos que un día

susurraban su ser.

Ella había tomado

por la fuerza

lo que pertenecía

al hombre.

Sus olas ya no bailaban,

torpes, apenas danzaban,

intentando poseer

agazapado bien.

La sonrisa se resguardaba

en la lenta marea,

esperando rescatar

confundida vida.

Al ver mundo

escuchar su voz,

lucho contra el mal

para mantener viva la llama.

Esa llama

ya no sería,

su cera

estaba derretida.

Aquella luz

lentamente

se apagaba,

y comisura

se rendía.

Existen valientes que luchan

contra monstruos

con sonrisa entre versos.

Son mis heroes y heroínas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s