Hormiga sarcástica

Compiten las hormigas por ir al hormiguero, van en línea unas detrás de otras, cuando una cae en el camino la suben a su espalda, no la ayudan, simplemente la alzan y lanzan contra las termitas, para esconderse así en la batalla.

Cuando una guerra gana la pobre desahuciada, las otras corren a adorar sus antenas con vítores de cinismo.

¡Qué buena eres, qué real caminas, qué bien desfilas!, dice la hormiga que todo cree saber con alegría desintonizada en fm punto cinco, aunque no distinga semilla de piedra tras desordenada alameda.

Deja un comentario