El arrepentido

Rechina como muelle oxidado de tanto estirarse, ¿acaso absorbió toda la sangre del dinero y con su apariencia quiere comprobar si las heridas han dejado de supurar? .

¿No escupió felpudo cuando se fue y dijo con gran orgullo que jamás volvería, que este mundo era demasiado pequeño para tan gran ego? .

No debió de portarse muy bien el futuro, cuando rabo entre la piernas vuelve a lamer el plato lleno de babas de mariposas sin alas, reptando por la noche oscura, recordando pasado entre luces de neón.

Pena da, ver errores regresar con el bastón de lo que fue. ‘Lo que el viento’ se llevó… era más creíble que ‘El arrepentido’ renegando de pasado para subirse a la noria.

Lo malo de lo dicho entre las redes es que nunca desaparecen. Bueno y malo revoltean entre los pixels de un pantalla, se resguardan entre recuerdos compartidos, para hacernos recordar nuestras palabras y acciones en el tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s