Seis de Marzo no llueve en el Infierno

Sin previo aviso,

besos de colores,

cenizas,

perfectas simetrías.

Resurgió deseo

dentro del secreto,

amparados en el cenit

de hojas caídas.

Temo por ramas

y grito al viento,

que calme su furia

arrasando momento.

Se lanzó al mar,

devolvió paz,

sintió lágrimas

corriendo a cuidar.

Extendió brazos

apartó odio,

la furia del hombre

volvía a encender

cerilla.

Velé su cuerpo

y al salir a respirar

lluvia de colores

saludaron.

Hoy mis ojos miran al cielo,

saben que sus colores

brillarán tras la lluvia

de miles de corazones.

06 de Marzo 2019.

Sigue sin llover suficiente,

el viento azota mi alma.

Mi tierra, sigue ardiendo.

18:45 Empieza a Llover en Gijon

Deja un comentario