Prosperidad

Miro cielo

veo Infierno,

diablo vuela

aroma envuelve,

aspiro olor

y siento muerte rondar

anaranjado silencio.

Llamas revolotean montes,

arden raíces

sobre oculto mundo,

ríen tridente,

huyendo sin castigo.

Sólo el aprendiz

fue pillado en vuelo,

agarrado por el pecho

y encerrado con vida.

Pequeños seres

no tuvieron misma suerte,

otro año

repiten calendario.

Banderas ondean orgullosas,

ante el mundo se desmoronan,

capital toma mástil

rugiendo sobre bosque.

Todo vale

si el ombligo cubierto está,

todo es

cuando bienestar toca tu puerta.

Al resto…

que nos den nabos,

prosperidad

asesina al ser humano

bajo las manos del diablo.

Un comentario

Deja un comentario