Tanto dicho…

Dijeron que sueño buscaba

gotas de libertad,

desesperación albergaba

luz de ilusión,

ajustada a tibia cintura.

Dijeron que un día

labios rozarian despertar,

y que amanecer

abrazaria su alma.

Sin embargo sólo veo humo

disipado en la memoria

del olvido

y el vacío entre ellos.

Deja un comentario