El sentido de las palabras

No sé si hizo más daño

cuando dijeron ¡vete!,

o cuándo realmente

la echaron.

La herida es más profunda

rellena de palabras

en boca, un día amadas.

Deja un comentario