El fondo

¿Y si la mañana trajera esperanza

con labios repletos de ansia,

atravesará el despertar

con la acaricia de sus lunas?.

Si el Invierno se perdiera

en los brazos de sábanas

desnudas de corazas,

¿sería legal romper los muros,

hacer cenizas los vientos?.

Entra por mi ventana

sin nombre ni equipaje,

se posa entre versos

acaricia alma.

Toma pesimismo

omitiendo pesar,

admitiendo

de vez en cuando,

entre susurros

oye sílabas desordenadas

de aliento,

claras como aquel fondo

de la infancia.

Se me olvidaba escucharlas

abriéndose paso entre zarzas,

¿ las oyes?,

vienen de la profundidad

a rescatarte del hundido mundo.

Su beso abrasa.

Deja un comentario