La rebelión de unas manos

Deja que escriba algo hermoso, que se escurra entre la yema de mis párpados, donde veo con huellas cada susurro de amor.

Sueño, déjame por una vez sentir que las mariposas de los vientos danzan el baile entre miles de colores que endulzan el sabor del trayecto.

Deseo construye imágenes de luz y suave melodía donde la armonía se mantenga sobre airadas tormentas.

Dejad que escriba algo hermoso y que resucite con el vapor de una sonrisa lo que un día lloré sobre las arenas de aquella playa.

Miro líneas arriba y creo que he conseguido secar el manantial de la tinta, comienzo a escribir vida.

Te veo.

Deja un comentario