Cae la noche

Desde el vacío de la noche,

escucho el silencio de la nada,

ronronean crujidos

de alguna estrella estampada.

La luna se ha ido

detrás del sol del ocaso,

buscando el calor

que lágrimas apagan.

Todo el silencio en mi,

en mi todo su silencio,

y de nuevo la nada

recorriendo mi espalda.

Más la distancia

cada vez más fuerte separa,

la luz de una mirada

que cae de madrugada.

Deja un comentario