No es suficiente

Río que fluye

donde las rocas

no entorpecen.

Lluvia se desliza

por mi cuerpo

huyendo de jaula.

Vaso roto

sin líquido

embarga

tanto deseo.

Noche oculta de luz,

diamante frágil

de sentimiento.

Grito ahogado

en el silencio

del albedrío.

Sólo vieron

sus ganas de vivir,

obviando el dolor

que llevaba dentro.

Sonido apagado

en el fondo del fluir,

entre el alba del mar.

Precauciones ante prisa,

despreocupación

sin cornisa.

Sólo ves eso,

una ínfima parte

de un todo.

No es suficiente.

Deja un comentario