Ventana Cerrada

Afuera la niebla golpea,

la ventana resiste

y se mantiene en pie,

viendo como el frío

quiere golpear su piel.

Ahora llega la lluvia,

le dice ábreme tu vida

te mojaré la sonrisa,

la ventana se mantiene.

El viento intenta mejor suerte,

sopla y sopla,

con la fuerza del corazón

mantiene contras cerradas.

Llega la luz tímida y descocada,

besa el contorno del silencio,

desnuda poco a poco coraza,

la ventana poco a poco

abre su alma

para resguardar el calor

del enredado temor.

Lo que no pudo

con todo su valor lograr,

lo logró con un soplido

quién supo esperar.

Deja un comentario