Invisible

Roto el corazón,

deshecho de sentimiento,

no existe playa,

donde orilla descansar.

Lágrimas ondean

en el horizonte,

dejando sal

en la piel.

Llegan

y se esconden

en las cuevas,

donde voz calla.

No existe eco

en la oscuridad,

entre sus rodillas

el aire no vuela.

Agarra su cuerpo

con propio calor,

cierra los ojos

y cae de nuevo.

Durante unas horas,

regresa a su esquina,

se esconde tras toalla

y traga su arena.

Es invisible

a tus ojos,

escapa tristeza,

vuela alto.

2 comentarios

Deja un comentario