De eso se trata…

Recordar donde el cielo iluminaba suelo, aquel arco iris escondido tras la muerte, el primer beso realizado con el corazón, ese corazón latiendo de emoción, esperar con brinco aquel abrazo. Degustar los sabores de la vida enamorándote de imposibles. Sentir tus piernas temblar con sólo sentir cuerpo acercar. Iluminar toda una vida viendo la libertad sonreír al mediodía. Dejar tu cuerpo desnudo rendido al sol y mojado de lágrimas saladas. Sentir la vida como parte de ella y darte cuenta de la magnitud de todo y de la miniatura de tu cuerpo.

En fin … vivir.

Deja un comentario