Mordor

Necesito volar lejos del camino, perderme en el respiro del cielo herido, necesito correr, demasiado dolor para tanto amor pudiendo acabar, eclipse del corazón.

Debo hacerlo, bucear entre la niebla y escuchar su sonido entre luces apagadas. Romper el talud de su poder, para sobrevivir a la maldad del tan poco querer.

Camino como perra sin dueño, huyendo de la perrera que con collar espera. Miro al otro lado, ningunea quién alardea, su ladrido ya no asusta.

Escalones derriten pasos,y cada uno que subo … ellos bajan otro.

Apagan las luces del frío Invierno, se encienden neones de falsa Primavera, y yo sobrevivo en mi verano,caminando con espalda doblada y latir intacto.

Regreso al silencio de Granada, donde siempre debí quedarme, nada me esperaba en Mordor y tú lo sabías.

Deja un comentario