Aire

Viento mío,

tú que buscas turbinas,

succionando luz,

recorriendo velas

para encontrar camino.

Eolo nos esperaba

en cada ola,

con la esperanza

de recoger suspiros.

Cada tierna hoja

miraba Norte,

esperando regreso,

quizás con miedo.

Siente las ramas

delimitar fronteras,

azuza sus frutos

contra brisas

miradas.

Y escuchan voces

sin prisa,

en sus manos

recogen los ecos,

y las guardan

en los recodos.

Aún ahí, seguirá

cuando el cielo

apague su luz

y mi voz calle

en silencios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s