Silencio

No es el amor lo que hecho de menos, ni siquiera mi corazón latiendo, no es el tiempo parado sobre unos ojos que hablan sin palabras.

No lo es.

Lo que hecho de menos es el abrazo de un amanecer cuando empieza a oscurecer, el beso antes de dormir y el calor de una plancha sobre las sábanas, un pajar con una montaña y dejarme descender sobre ella hasta tocar el suelo con los pies, un peine y su cuerpo ante mi y aquel inmenso sentir que nadie ha sabido llenar.

Lo quiero, pero tu losa me reta y me dice que te ha llevado donde los huesos ocupan espacio y se ríe de la mala suerte que arrastro y cómo las cadenas atan mi latido con previo aviso.

Quiero que me devuelvan mi infancia y se queden con esta madurez, ya he tenido suficiente para miles de vidas.

Nadie hacía sufrir y el tiempo era eterno. Ahora todo el mundo daña y el reloj vuela sin pilas.

En serio, quiero que me la devuelvan y nunca más volver a este lugar donde la soledad engulle tu piel y el interés corre por venas.

¿No me escuchas?, te lo estoy diciendo muy en serio …

Miro al espejo, ya no me encuentro, alguien me mira y no sé quién es. Quizás tú me lo puedas decir …

Silencio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s