Todo me molesta

Todo me molesta, un susurro, un instante, el viento.

Todo entorpece el horizonte que aprieta su torso contra la tierra seca.

Todo se vacía poco a poco cuando se llena, se evapora y se extingue en miles de deseos.

Todo me molesta.

Pero claro, es lógico, este mañana me han clavado la daga de la mentira con mirada escondida, me han quemado el aire que respiraba mientras zambullían sus mentiras, y mis animales ya no respiran.

Todo me molesta.

Pero claro, normal, dí mi corazón y solo merecía los puntos suspensivos del final de una historia.

Que si. Que todo me molesta.

Y sin embargo, sigo aquí sintiendo el todo, de manera extraña para la ciencia, tan lógica como sentir demasiado …

también molesta .

Deja un comentario