Mar agitado

Nada es lo que parece en el mundo pirata respirando aires feudales, nada es visto con los ojos de la vida como algo cotidiano al aire que respiras. El mundo aspira lastres que se agarran a sus cuellos y tapan bellezas. Mientras las ganas de subir la montaña ascienden sobre los apeaderos de sus miradas para posarse en los tiernos labios de unas hermosas alas. Gritan murmullos de exigencias sobre las estrellas y no entienden lo herido con palabras el deseo del alma. Pirata salvaje sigue navegando, este mar agitado, no entiende de amar.

Deja un comentario