Exigencia con «amor»

Tienes que adelgazar cimientos, vestir con sedas para aparentar firmeza y feminidad, debes surcar el silencio para dejar a las palabras recorrer espalda. No opines discrepancia, los oídos se ensucian a tormentas de arena. Mantén la amistad y obtendrás silencio. Pero te haré feliz como una rosa mimada. Ofenderé tus pétalos pero con el cariño del amor ofrecido para meterme en tu cuerpo. Hay miles de flores esperando ser regadas y tú eres la elegida entre las praderas repletas de tristeza. Alabanzas envueltas en papel de periódico, salen bajo la lluvia para meterse en pensamiento y dar por hecho por qué tanto halago de algo que no cumple expectativa.

Deja un comentario