Amistad

Si pudiera borrar con todos los rayos de la luna la tristeza de unos ojos cegados por el sol.

Encontraria en cada ráfaga ápices de esperanza columpiando melancolía,sabes que lo haría…

Todo bajaría de la cima de la montaña donde se esconden, agazapados en las cuevas de miles de recuerdos, lloviendo cimientos de quemados deseos.

Pero carezco de poder, más ella desde el cielo me mira y se ríe entre las nubes de verme en estado de embriaguez emocional.

Agarrada a un verso prohibido, mendigando tinta, sabiendo de buena letra que esa palabra no es de fiar.

Propensa a dar borrón y cuenta nueva a la última puerta, amistad salva y mantiene unidos desde la distancia al Universo dónde descansan nuestros huesos.

Todo pasa, resbalando cera que se enfría y acaba siendo belleza, renaciendo de la furia del fuego la templanza de dejar escapar voces asolando alma.

El Bosque te espera

cura heridas,

recuerda hojas

y manto verde

que te arropa…

Pasará, te lo digo yo

y si no …

me llamas y juntos

lo haremos pasar.

Dedicado a mi amigo sureño-astur Felipe Chaves.

Deja un comentario