Viento

Cómo contarte mi estrella

las lágrimas que desprendo,

me lavan con sumo esmero

heridas de la batalla.

Desde el duro nacimiento

ardua lucha eterna y parda,

en la lobezna sazón

puso luz a la razón.

Lo justo se me escapaba

en una tierna mirada,

siempre luchaba y luchaba,

recuperar lo robado.

El derecho fue usurpado

de la igualdad desterrado,

y es que por más que la busco

entre triste turba niebla …

Nunca encuentro lo buscado.

Día que pasa tropiezo

entre olvidadas promesas,

levanto del frío suelo

continuo el paso sin huellas.

Elevo gesto confuso,

vuelo perezoso espacio,

me apoyo en tu fiel naranjo,

y huelo este leal campo.

No te apresures por mi

aunque sé que no me ves,

camino en sigilo sol

moviendo tus verdes hojas.

Estoy en aquel triste viento

susurro de atardecer,

lo que silencioso mundo

en lánguido amanecer.

Foto de Joan Rodríguez Guindo

Basado en Naranjos en Flor de Mon. Vuelapluma. 18.05.19 / musa 20.815

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s