Mirada pesada

Sintió todo el peso

de su cuerpo,

de nuevo caer

en líquido

usurpando fondo.

Miles de lágrimas

huían de ojos

tristes y cansados,

miraban la mar,

recordando barca

ayudando a cruzar.

Lo que mar llevó

y no devolvió,

sigue ausente

en tierra añorada.

Cuerpo cubierto

de recuerdos,

una y otra vez

sentía miedo.

Todo el peso del mar,

arrastraba una y otra vez

su orilla.

Allí entre el azul de la paz,

volvía océano a cruzar,

con tibia esperanza

le verás esperar.

Su triste mirada

con el peso de la lucha,

se cuela sin salvavidas

en la libertad del mar.

Inspirado en el cuadro Y todo el Peso del Mar de Rodolfo Pico Iglesias. Exposición Pinacoteca «Eduardo Urculo».

Deja un comentario