Preguntas desde caída

Por qué sólo un día de amor habiendo 364 días más.

Por qué fingir que el tiempo perdura y no envejece al amor que en una sola flor se vierte.

Por qué se regala muerte si deseas y amas vida.

Por qué llamarlo el día de hombre santo y no mujer laica.

Por qué nos empeñamos en perpetuar la agonía de las que mueren entre tus muros y descansan cuerpos rotos en la calle.

Por qué siento que el collar es diferente y que ahoga mi cuerpo cuando veo la barca huir de la orilla.

Por qué me alejo dentro de ella y en lugar de flotar sobre la mansa mar siento los pies agotados de tanto caminar sobre la secanía.

Por qué sigo buscando respuestas dónde sólo hay preguntas.

Por qué la rabia no calma palabra y piensa en el daño que hace al sol que brilla.

Por qué tus besos han volado y ya no siento mi piel crujir ante la injusticia de un cielo herido.

Por qué … deja ya de preguntar, quizás ya escuchaste la respuesta y no quisiste oírla en el albedrío de la risa.

Ahora levántate y deja de llorar, caíste por no poner cuidado y ahora sólo queda trepar lo despeñado.

No ves que tanta pregunta aburre al personal que las escucha …

Deja un comentario