Añoranza, dos poemas

Ayer la vi en el parque,
sus pies correteaban
en la hierba recién cortada.
Su fresco olor se mezclaba
con esa libertad mostrada.
Desnuda se hallaba,
llevaba su corazón al aire,
sin miedo a que se lo robarán,
sin temor a perderlo.
No quise vestirla,
era musa de mi mirada,
la libertad ansiada,
regreso a la inocencia.

En el lago, la vi mirar,
cuando me acerqué
a observar,
sólo encontré,
la sombra de una niña,
una niña ….
con tacones.

____________________________

La vi en el parque,

pies correteaban

en la hierba seca,

fresco aroma

libertada atrapaba.

Desnuda se hallaba,

corazón al aire

sin temor a perderlo.

No quise vestirla

musa de mi mirada,

regresaba la inocencia

edad avanzada.

En el lago reflejo observaba,

cuando me acerqué a abrazarla,

sólo encontré la sombra

de una niña asustada,

con los tacones rotos

y una sonrisa en su cara.

El Alzheimer te hace regresar a aquellos momentos donde encontraste felicidad.

Deja un comentario