Fosa

Han dejado de escribirme,

mi buzón sólo se alimenta

de publicidad y facturas,

mezcladas necesidades.

Nadie lo hace, sabes,

ahora hablan conexiones,

y últimamente molesta.

Se han olvidado

de mi número,

y ya no suena

aquel ring.

No te pongas triste,

quizás sea

porque debajo de esta tierra

han olvidado

poner un buzón.

Deja un comentario