Libertad sexual

Nadie entiende,

cómo pudo sucederle,

era fuerte

siempre erguía cuerpo,

todo lo aguantaba.

Cómo pudo ocurrirle,

otra vez lo había ejercido,

promiscua vida

alardean cerradas mentes.

Mientras él contaba

a sus amigas,

como ella gozaba,

ellas sonreían,

alardean ahora

de feminismo.

Cuando dieron al click

una y otra vez,

para ver cómo disfrutaba

de su libertad,

etiquetaban no machitos.

Cuando prepararon la cuerda,

con cuchicheos por la ciudad,

ella intentaba mantener la calma,

amenazadas sentenciaron.

No aguantó más,

la entiendo,

ejercer libertad sexual

escandaliza

a los que

se les llena la boca

de libertad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s